close search

El poder de la memoria olfativa

Cargando...
Cargando...
Compartir :
Publicado el 11/11/2020

Los olores nos atraen o al contrario nos repugnan. Se trata de un sentido fundamental a nuestra supervivencia que causa una verdadera discapacidad para los individuos que ya no poseen el olfato o no lo tienen. Un olor es un conjunto de moléculas orgánicas volátiles que entran en interacción con células olfativas. Se pueden distinguir gamas de olores y variedades de estructuras químicas. En lo que se refiere a los olores humanos, esas varían de un individuo a otro. Cada uno tiene un olor primario de origen genética. Otros componentes vinculados a la profesión, al estrés, a la enfermedad, a la alimentación, al alcohol o al tabaco individualizan luego la mezcla. A pesar de las diferencias importantes con los otros vertebres y los insectos, quienes usan sus antenas para «sentir», se observan unas similitudes.

La percepción de olores así como su distinción son elementos que se desarrollan temprano. El olfato permite identificar a un predador, un individuo para reproducirse, con una jerarquía social, un emplazamiento de comida y un apego en el seno de una pareja. El papel de los olores está muy presente en el seno de numerosas especies y fue altamente conservado a lo largo de la evolución.

Es entonces con este sentido, el olfato, que desarrollamos la memoria olfativa. Este tipo de memoria es mas complicada de estudiar que las demás: la visual y la auditiva. Se realizan pruebas vía su reconocimiento y no vía recuerdos. La memoria olfativa difiere por su resistencia al olvido, a los acontecimientos ocurridos después de haber sentido el olor, pero esta en aprieto cuando el olor aparece después del acontecimiento perturbador.

Para sentir, las moléculas olorosas interactúan con cilios olfativos, todos vinculados con unas células llamadas neuronas olfativas. Estas neuronas tienen la misma edad que su propietario.


Esquema de una neurona (para mas información sobre las neuronas y el cerebro, véase el articulo Los mitos del cerebro)

Todos están vinculados a unas partes del bulbo olfativo llamado glomérulo.


Esquema de la localización del bulbo olfativo

Entonces el mensaje no pasa por la corteza. Se dirige directamente hacia el sistema simbólico, donde se gestionan las emociones y la memoria. Las informaciones olfativas tiene entonces el poder de influencia las emociones y el humor. Por tanto es lógico que los olores guardadas en nuestra memoria nos lleven a unas sensaciones emocionales.

Los mamíferos siguen produciendo neuronas a lo largo de su vida : es la neurogénesis. Unos estudios en el ratón han demostrado que se encuentran señales de neurogénesis al nivel del hipocampo (donde las informaciones espaciales están tratadas) y al nivel olfativo.


Esquema de la localización del hipocampo.

Esta neurogénesis tiene un papel crucial para el aprendizaje y la memorización. La producción de neuronas permite así estabilizar la memoria y adquirir y preservar la formación de recuerdos.

¿Pero cómo unos olores pueden ser distinguidas por nuestro cerebro?

Este reconocimiento representa toda la transmisión de la información hasta el cerebro para luego estar tratada y identificada. Viviendo en un medio-ambiente en constante evolución, tenemos que memorizar numerosos olores que nos rodean. Una exposición a múltiples olores puede así mejorar esta discriminación. Por lo tanto, en cuanto más se soliciten estas regiones nerviosas para los recuerdos, más se refuerzan las conexiones pero también se pueden crear unas nuevas. Sin embargo, cuando dos olores se mezclan, entonces los dos componentes son más difíciles de distinguir. Es lo mismo cuando nos encontramos expuestos demasiado tiempo a un olor fuerte, nuestras células recibiendo esas moléculas olorosas van a sufrir una habituación. Entonces no sentiremos más el olor en cuestión.

En el caso de las enfermedades y peculiarmente de enfermedades neurodegenerativas (donde se opera un destrucción de las neuronas), se constata un impacto sobre el olfato. Unos estudios fueron llevadas a cabo sobre la enfermedad de Alzheimer, y una disminución de la sensibilidad fue observada, unas dificultades a identificar olores y unas averías al nivel de la memoria olfativa. Las mismas observaciones fueron establecidas para la enfermedad de Parkinson.

Muchos se preguntarán entonces, al leer este articulo, a propósito de las personas que han tenido la COVID-19 y que han perdido el olfato. A pesar de varios estudios sobre el tema, es muy difícil ser rotundo sobre unos disfuncionamientos olfativos que serian o no persistentes. Sin embargo, en lo que se refiere a la memoria olfativa, unos estudios llevados a cabo sobre animales y su actividad nerviosa han demostrado que no había huella de infección al nivel del bulbo olfativo.

La memoria olfativa es constantemente solicitada. Además de ser un elemento de supervivencia, puede estar utilizada con fines judiciales. En efecto, la policía y la guardia civil científicas recurren a unos perros de raza pastor belga y a unos pastores alemanes para identificar unas huellas de olor. La capacidad de la mucosa olfativa del perro siendo de 200cm² contra 2,3cm² para el ser humano. Los olores, en el marco de una investigación, están recolectados entonces en unos algodones especiales, metidos en frascos bajo precinto y luego identificados por un perro experto tres veces.

En Francia, no hay protección de olores al nivel judicial. Las fragancias desprendidas son juzgadas demasiado abstractas para ser identificables por el gran público. La propiedad intelectual francesa protege entonces las recetes acabando en las aromas en cuestión.


Fuentes:

1. Bernard, S. Nés pour sentir ? Med Sci (Paris) 28, 937–939 (2012).

2. Didier, A. & Mandairon, N. Mémoire olfactive chez la souris : un neurone pour un souvenir ? Med Sci (Paris) 36, 706–708 (2020).

3. Dulac, C. How does the brain smell? Neuron 19, 477–480 (1997).

4. Richardson, J. T. E. & Zucco, G. M. Cognition and olfaction: A review. Psychological Bulletin 105, 352–360 (1989).

5. Sullivan, R. M., Wilson, D. A., Ravel, N. & Mouly, A.-M. Olfactory memory networks: from emotional learning to social behaviors. Front Behav Neurosci 9, (2015).

6. Tepavčević, V., Nait-Oumesmar, B. & Evercooren, A. B.-V. Une altération de la neurogenèse conduit à des troubles de l’olfaction dans la sclérose en plaques. Med Sci (Paris) 28, 683–687 (2012).

7. Wilson, D. A. & Stevenson, R. J. The fundamental role of memory in olfactory perception. Trends Neurosci. 26, 243–247 (2003).

8. A primer on viral‐associated olfactory loss in the era of COVID‐19 - Soler - 2020 - International Forum of Allergy & Rhinology - Wiley Online Library. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/alr.22578.

9. Cognition and olfaction in Parkinson’s disease - PubMed. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/20805099/.

10.Mécanismes de consolidation de la mémoire - Importance de l’étiquetage précoce des neurones du néocortex | médecine/sciences. https://www.medecinesciences.org/en/articles/medsci/full_html/2011/10/medsci20112712p1048/medsci20112712p1048.html.

11. Non-neuronal expression of SARS-CoV-2 entry genes in the olfactory system suggests mechanisms underlying COVID-19-associated anosmia | bioRxiv. https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.03.25.009084v3.

12.Olfaction in Aging and Alzheimer’s Disease: Event-Related Potentials to a Cross-Modal Odor Recognition Memory Task Discriminate ApoE ε4+ and ApoE ε4− Individuals. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4575288/.

13.Olfactive frames of remembering: Theorizing self, senses and society | Request PDF. ResearchGate https://www.researchgate.net/publication/262976514_Olfactive_frames_of_remembering_Theorizing_self_senses_and_society.

14.Olfactory Nerve - an overview | ScienceDirect Topics. https://www.sciencedirect.com/topics/neuroscience/olfactory-nerve.

15.The Neurobiology of Olfaction - NCBI Bookshelf. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK55980/.

16.Using Olfaction to Study Memory. https://www.researchgate.net/publication/229593427_Using_Olfaction_to_Study_Memory.

17.https://itlaw.fr/les-saveurs-et-les-odeurs-saisies-par-le-droit-ou-presque/?fbclid=IwAR1Sw-lj-7De1RVIWLVthFLJ7qvO1UG1zKj7UMXQSZLtHkB-hGCMM5b89Eo


Cargando...

Cargando...

Etiquetas :
Compartir :

Comentarios : (0)

Sin comentarios
No dudes en suscribirte a nuestra newsletter para no perderte ningún artículo nuevo y ser notificado de los eventos a seguir.
Inscribirse

Si le ha gustado este artículo, puede apoyar a nuestro equipo haciendo una donación del importe de su elección.
Todo el equipo de Cortex
Apoyanos

Suscríbete a nuestro boletín

Inscribirse